Juegos sencillos con bebés para hacer en casa

Blog Cokitos 0

Tener un bebé en casa es un reto en muchos sentidos, y surgen muchas tareas que realizar para darle los mejores cuidados y atenciones. Mientras realizamos estas tareas, podemos dejar al bebé en lugares seguros como los parques para bebés, donde pueden explorar el mundo a su manera y ganar en independencia.

Sin embargo, no debemos dejar de lado el tiempo de juego junto a ellos, siendo el juego y la interacción vitales para los más pequeños. Realizar actividades con los bebés tiene múltiples beneficios, como mejorar su desarrollo cognitivo, mejorar nuestra relación con ellos y elevar los niveles de satisfacción de todos los miembros de la familia.

¿Qué actividades diferentes podemos hacer con los bebés? Aquí te dejamos una lista de ideas a modo de inspiración para proponer experiencias diferentes muy nutritivas, divertidas y creativas.

1. Dar un masaje al bebé

La forma de crear unos excelentes vínculos afectivos es dar masajes a los bebés. Los masajes tienen beneficios enormes como enseñar al bebé a relajarse, aliviar dolores como los de cólicos, estimular la circulación sanguínea, mejorar la coordinación del bebé y fortalecer su salud en general.

2. Fabricar juguetes sensoriales en casa

Aunque se puede acudir a la juguetería y adquirir diferentes juguetes que estimulen al bebé, los mejores juguetes a veces son objetos cotidianos que tenemos en casa. Podemos usar botellas, tapones, cordones, hacer hilos con objetos colgantes… y buscar objetos que tengan diferentes texturas. También construir sencillos instrumentos musicales, metiendo una canica en un bote por ejemplo. Son infinitas las posibilidades porque podremos conseguir diferentes resultados, sonidos, efectos visuales… dependiendo de qué objetos escojamos y cómo los modifiquemos. En internet hoy en día se pueden encontrar numerosas ideas para convertirse en un juguetero y aprovechar de paso materiales usados que de otro modo tiraríamos a la basura.

3. Hacer una masa de juego casera

La masa de sal es muy fácil de hacer, mezclando agua, harina y sal. Esta masa no es tóxica pero es tan divertida que los bebés pensarán más en el juego que en la comida. La masa se puede usar como plastilina, y también se puede poner la mano, el pie, recortar con objetos sin peligro, o marcar con otros objetos de diferentes formas. Como no tiene color, puede resultar más divertido aplicarle un colorante alimenticio y hacer masas de todos los colores.

4. Pompas de jabón

Aunque al bebé le queden unos años para hacer por su cuenta las burbujas de jabón, podemos jugar con ellos impulsando burbujas de jabón para que los bebés las exploten. Una divertida actividad con las pompas de jabón, que al aire libre pueden reflejar multitud de colores, y su movimiento es un juego muy dinámico.

5. Jugar al cucú-tras

El cucú nunca falla, y es que escondernos para después aparecer es el juego que no defrauda a ningún bebé. Ellos demostrarán su alegría cuando tras decir cucú, te encuentren de nuevo. Un juego para fortalecer el apego con los bebés y mejorar la relación con ellos.

6. Jugar con un globo

Un sencillo juego parecido al de las pompas de jabón, pero con un globo que no desaparece. Para jugar con los bebés, se puede atar un globo de helio a su pie para que lo mueva al agitar su pierna. Puedes buscar otras alternativas, pues este juego es realmente sencillo y económico.

7. Primeros juegos online

Para ir enseñando las nuevas tecnologías a los bebés desde bien pequeños, se les puede enseñar algún juego online, que pueden jugar en una tablet táctil por ejemplo. Los juegos para dos años de Cokitos pueden ser divertidos focos de diversión para niños y bebés.